16.6 C
Madrid
sábado, mayo 18, 2024
spot_img
More

    Últimas noticias

    ¿Cómo reparar una persiana?

    Cómo solucionar las averías más comunes

    La solución a las averías más comunes puede variar dependiendo de la naturaleza específica del problema y del tipo de equipo o sistema afectado.

    A continuación, proporcionamos algunas sugerencias generales para abordar algunas de las averías más comunes en el hogar:

    ¿Cuáles son las averías más comunes que requieren la reparación de una persiana?

    Según, Persianistas Zaragoza, hay dos maneras de reparar una persiana: puedes hacerlo por tu propia cuenta o recurrir a expertos en reparación de persianas.

    A veces la avería es tan leve que puedes solucionarla por tu propia cuenta, sólo hay que buscar y pedir la pieza desgastada en la sección de accesorios y sustituirla. Te recomendamos que consultes las instrucciones de instalación, donde encontrarás una ilustración paso a paso de cómo fijar cada uno de los componentes de la persiana.

    Los expertos en reparación de persianas aseguran que el mecanismo de las persianas modernas prácticamente no se estropea. Ya que esta pieza es muy duradera y es prácticamente imposible desgastarla o dañarla permanentemente.

    En cuanto a la cadena con el tensor, su rotura es también muy improbable en el transcurso del funcionamiento, incluso si la cadena se utiliza varias veces al día, el desgaste de esta parte móvil de la persiana es muy mínimo.

    En este caso, ¿Qué fallos pueden producirse y a qué se deben? A continuación, describimos las situaciones más frecuentes que requieren la reparación de persiana:


    Daños en los soportes de montaje de la persiana

    Daños en los soportes de montaje de la persiana

    En la mayoría de los casos, el defecto de la persiana enrollable se debe a un uso excesivo de la fuerza, por ejemplo, al abrir demasiado la ventana en la que está montada la persiana. Esto puede dañar los soportes de montaje y la pieza tendrá que ser reemplazada.

    Cuando se ventila la habitación y se abre la ventana por completo o en caso de corriente de aire, los soportes de montaje también pueden resultar dañados. Este tipo de fallo, en general, se produce cuando la presión sobre el mecanismo de la persiana es tan grande que esta parte del mecanismo se rompe. ¿La solución? Comprar y sustituir los ganchos de montaje por otros nuevos.


    Daños al retirar la persiana para su limpieza

    Como expertos en reparación de persianas, cuando realizamos una intervención siempre le explicamos a los clientes que no es necesario desmontar las ventanas para realizar la limpieza solo basta con: desenrollar todo el material, pasar la aspiradora, limpiar con una esponja ligeramente húmeda y escurrir el exceso de agua con una toalla de papel.

    Cada vez que se extrae la persiana del marco, existe un pequeño riesgo de que se dañe alguna parte del mecanismo. Especialmente en situaciones en las que se utiliza demasiada fuerza durante la extracción. ¿La solución? Dependiendo de la parte del mecanismo que se haya dañado, compra y sustituye este elemento por uno nuevo.


    Daños resultantes del uso prolongado de la persiana

    Los elementos que componen el mecanismo de la persiana se vuelven cada vez menos flexibles durante su uso y con el paso del tiempo.

    En el caso de los ganchos de los que se cuelga la persiana si se doblan con frecuencia, pueden dañarse y romperse. Te recomendamos que saques el estor y lo coloques en el marco de la ventana con cuidado, sin hacer demasiada fuerza.

    Todos los mecanismos sometidos a un uso constante tanto en apertura como en el cierre frecuente, fricción constante o sobrecarga (marcos de ventanas, persianas, etc.) se desgastan. La vida útil puede prolongarse mediante intervenciones de mantenimiento y cuidado, así como por el uso previsto.

    Hay otra cosa que resulta del uso prolongado: las persianas y las piezas del mecanismo se ensucian durante el uso. La estética es un motivo frecuente por el que los clientes piden nuevos accesorios o piezas para sus persianas enrollables.

    El mecanismo y el gancho de montaje son piezas que están constantemente expuestas al polvo y a la suciedad. A su vez, la cadena se ensucia debido al contacto frecuente con las manos. Las persianas enrollables no siempre necesitan ser sustituidas por daños, a veces prevalecen por razones puramente estéticas.

    En conclusión, ten en cuenta que la reparación de persianas es necesaria en muchos casos, especialmente si la persiana no quiere enrollarse, rueda de manera torcida, no quiere subir, cae automáticamente o si la cinta para el accionamiento manual de la persiana se ha dañado.

    Siempre es importante recurrir a profesionales en reparación de persianas que sean experimentados, honestos y que se comprometen a realizar cada reparación de forma fiable y puntual.

    4.9/5 - (63 votos)

    Latest Posts

    spot_img

    No te lo pierdas