16.6 C
Madrid
sábado, mayo 18, 2024
spot_img
More

    Últimas noticias

    Mantenimiento de cerraduras: ¿Cómo tener éxito en esta tarea?

    Claves para el éxito en el mantenimiento de cerraduras

    Las cerraduras de tu vivienda con el tiempo sufren un gran desgaste y probablemente no pienses en su mantenimiento, pero para una dar larga vida y un funcionamiento continuado, es importante limpiarlas y mantenerlas regularmente.

    En este artículo te ofrecemos varios consejos para que puedas realizar el mantenimiento en tus y cerraduras, haciendo que funcionen correctamente.


    ¿Cuándo hay que hacer el mantenimiento de las cerraduras?

    Una de las causas más comunes de los problemas de las cerraduras es el cambio climático. Cuando las temperaturas fluctúan, las cerraduras pueden atascarse y no funcionar correctamente, por lo que tendrás que pensar en su mantenimiento cada vez que cambie la temporada.

    Recomendamos limpiar y lubricar las cerraduras con regularidad, cada 3 o 6 meses, para que sigan funcionando como nuevas y así evitar que se congelen cuando hace frío.

    Para mantener tus cerraduras en buen estado, siempre puedes contar con cerrajeros profesionales, sin embargo, también lo puedes realizar por cuenta propia siguiendo estos pasos:

    • Limpia la cerradura, puedes utilizar aire a presión para soplar todo el polvo del cilindro de la cerradura y la abertura del grillete
    • Lubrica la ranura de la cerradura y la abertura del grillete. Deja que el lubricante penetre profundamente en el mecanismo de la cerradura
    • Trabaja el lubricante deslizando la llave hacia dentro y hacia fuera, abra y cierre la cerradura varias veces para distribuir el lubricante
    • Limpia el exceso de lubricante de la cerradura, el grillete y la llave
    • Deje que la cerradura se seque.

    Mantenimiento de las cerraduras antes del verano

    En verano, el calor afecta a las puertas exteriores, ya que el aumento de las temperaturas puede hacer que la puerta se expanda ligeramente.

    Como resultado, las cerraduras pueden resultar difíciles de cerrar o atascarse por completo en una posición.

    Este efecto es más común en las siguientes situaciones:

    • Para cerraduras de cerrojo cerradas, que se comprimen en la puerta cuando el marco de la puerta se expande a su alrededor.
    • Para las puertas exteriores y las puertas de madera, ya que la madera es más propensa a hincharse y encogerse con las temperaturas extremas.

    Mantenimiento de las cerraduras antes del verano


    Mantenimiento de las cerraduras después del invierno

    Cuando las temperaturas bajan hasta el punto de congelación, el marco de la puerta tiende a contraerse. Esto provoca un mal ajuste entre la cerradura y la propia puerta.

    Este efecto es más común en las siguientes situaciones:

    • Para las puertas exteriores y las puertas de madera, que se ven afectados por el aumento de los niveles de humedad
    • Para los marcos de las puertas de madera, que tienden a encogerse con las temperaturas más frías
    • Puede que resulte difícil girar la llave en un cerrojo al cerrar o abrir las puertas exteriores.

    Para una solución rápida, intenta tirar de la manilla de la puerta desde el exterior para volver a centrar la cerradura en el marco de la puerta.

    Sin embargo, esto no debe considerarse una solución permanente, ya que es probable que empeore con el tiempo y acabe siendo imposible cerrar o abrir la puerta.

    Será entonces obvio optar por el mantenimiento de las cerraduras por parte de un cerrajero profesional antes de la temporada de invierno.


    Mantenimiento de cerraduras de cilindro

    El uso de un sistema de cerradura de cilindro tiene varias ventajas. Este tipo de cerradura puede cambiarse sin alterar el cerrojo. De hecho, es posible quitar la cerradura simplemente con un destornillador.

    Otra ventaja de este tipo de sistema es que es posible accionar todas estas cerraduras con el mismo tipo de llave. Así, puedes instalar sistemas de llaves maestras compuestos por diferentes tipos de cerraduras.

    Una cerradura de cilindro tiene un cerrojo redondo que encaja en un agujero en la pared de la puerta.

    La cerradura está conectada a un pestillo que pasa por el borde vertical de la puerta.

    El otro componente principal de una cerradura de cilindro es el mecanismo de cierre interior.

    A pesar de las diferencias entre los mecanismos de cierre interno, el concepto sigue siendo el mismo.

    Cada parte del disco del mecanismo de cierre interno debe coincidir con uno de los chaveteros para abrir el mecanismo de cierre.

    Se recomienda la instalación adicional de una cerradura de cerrojo sobre la cerradura de cilindro para una mayor protección.


    Mantenimiento de cerraduras de bombillo

    La puerta acumula polvo, suciedad y mugre. Si no limpias tus cerraduras de bombillo, se volverán difíciles de usar y pueden provocar que las llaves se rompan dentro de la cerradura.

    Afortunadamente, las cerraduras de las puertas son fáciles de limpiar. No se necesitan limpiadores sofisticados, basta con utilizar un paño suave y agua jabonosa.

    Limpia regularmente el pomo y la placa frontal para mantenerlos limpios y sin suciedad superficial.

    Para la cerradura, utiliza un lubricante en el pestillo y la ranura de la cerradura.

    Después de rociar, gira la llave hacia adentro y hacia afuera para hacer circular el lubricante.

    Evita utilizar polvo de grafito para limpiar las cerraduras, ya obstruye como la arena húmeda.

    Afortunadamente, hay medidas preventivas que se pueden tomar para evitar estos problemas.

    Siempre que tengas que instalar nuevas cerraduras, asegúrate de contratar el servicio con un cerrajero experimentado. Estos profesionales se asegurarán de que la cerradura esté bien instalada en el marco de la puerta, reduciendo los problemas con las condiciones climáticas cambiantes.

    Considera la posibilidad de mantener las puertas y los marcos exteriores de madera con una opción más duradera y resistente a las temperaturas extremas. Hay muchas opciones de marcos de puertas disponibles, como el aluminio, la fibra de vidrio y el acero.

    Dedica el tiempo necesario para mantener las cerraduras engrasándolas regularmente. Esto facilitará el manejo de la cerradura, incluso cuando el clima cambie.

    4.9/5 - (42 votos)

    Latest Posts

    spot_img

    No te lo pierdas