16.6 C
Madrid
sábado, mayo 18, 2024
spot_img
More

    Últimas noticias

    Colchones: ¿Qué es la espuma viscoelástica?

    Descifrando la comodidad de los colchones

    En el mercado se pueden encontrar una amplia variedad de colchones, fabricados con diferentes materiales, entre ellos destaca la espuma viscoelástica.

    Diseñada por primera vez en los años 70 para su uso en los asientos y cinturones de seguridad de las naves espaciales de la NASA. La espuma viscoelástica, absorbe los golpes y alivia la presión, también se ha utilizado como acolchado en cascos, zapatos y en prótesis y almohadillas de asiento de sillas de ruedas.

    Sin embargo, no fue hasta la década de 1.990, cuando Fagerdela World Foams lanzó su emblemático colchón sueco Tempur Pedic. Donde se usó por primea vez la espuma viscoelástica como material para colchones. Desde entonces, los colchones de espuma viscoelástica han irrumpido con fuerza en el mercado, especialmente con el crecimiento de las tiendas de colchones.

    Pero, ¿Qué es exactamente la espuma viscoelástica? ¿De qué está hecha, cómo funciona y cómo saber si es la mejor opción para ti? En este artículo Bostezos, venta de colchones en Barcelona, te ofrece conocer todo lo relacionado con la espuma viscoelástica, desglosaremos los entresijos del material, cómo se utiliza en los colchones y qué debes tener en cuenta al comprar un colchón.


    ¿De qué está hecha la espuma viscoelástica?

    El principal componente de la espuma viscoelástica es un polímero (una sustancia con moléculas grandes, formada por muchas subunidades pequeñas y similares unidas entre sí) llamado poliuretano.

    El poliuretano es un polímero plástico común y versátil que puede utilizarse para fabricar una amplia gama de materiales y productos, incluidos sofás y colchones, pero también productos como aislantes, pinturas líquidas e imprimaciones, espuma en spray, fibras elásticas, piezas de automóvil e incluso elastómeros resistentes como ruedas de patines.

    La espuma con memoria es lo que se conoce como espuma de poliuretano «viscoelástica«, o espuma de poliuretano de baja resistencia. Se crea añadiendo diversos compuestos y aditivos al poliuretano, que cambian en función del tipo de espuma que se esté creando.

    En última instancia, estos productos químicos afectan a dos de las principales cualidades de la espuma con memoria: la viscosidad y la elasticidad.

    • En el contexto de la espuma con memoria, cuando decimos que el material es «viscoso«, nos referimos a que tarda mucho tiempo en cambiar de forma bajo presión, o en transferir energía de un lugar a otro.
    • Cuando decimos que un material es «elástico«, significa que puede estirarse o contorsionarse, pero que vuelve a su forma o tamaño original cuando se le retira la fuerza de estiramiento, Los distintos fabricantes tienen diferentes «fórmulas» para los productos químicos que añaden a la espuma y los procesos que utilizan para crearla.

    Estas fórmulas y procesos influyen en la sensación y el funcionamiento de cada producto de espuma viscoelástica, y a menudo son secretos patentados.

    Sin embargo, por regla general, la espuma viscoelástica utilizada en la mayoría de los colchones contiene al menos un cierto grado de un compuesto llamado poliéster poliol, que ayuda a dar a la espuma tanto elasticidad como viscosidad.


    ¿Cómo funciona la espuma viscoelástica?

    ¿Cómo funciona la espuma viscoelástica?

    Como hemos indicado anteriormente, los colchones de espuma con memoria están diseñados para amoldarse lentamente al cuerpo en respuesta a la presión y, por lo tanto, para distribuir uniformemente el peso corporal. También están diseñados para ser resistentes y volver a su forma original una vez que se retira el peso corporal y la presión.

    La espuma viscoelástica se amortigua al contacto con el calor corporal, se amolda a los contornos del cuerpo y distribuye el peso de forma uniforme.

    El material responde de forma diferente dependiendo de cómo se aplique la presión o «fuerza«. Si aplicas presión rápidamente, la espuma tiende a cambiar de forma más lentamente. Esto significa que la espuma con memoria es excelente para absorber la fuerza de un impacto, razón por la cual se utilizó originalmente en áreas como la construcción de transbordadores espaciales.

    Cuando la espuma con memoria se utiliza como material de colchón, esta cualidad ayuda a que el colchón amortigüe el cuerpo de manera uniforme y crea la sensación de contorno lento a medida que el colchón se adapta al impacto de su cuerpo y se vuelve a formar alrededor de sus curvas.

    La espuma con memoria también recupera su forma original con relativa lentitud cuando se retira la fuerza: una media de entre 5 y 10 segundos. Durante este periodo de recuperación, la energía del impacto se absorbe y se disipa. Este lapso de tiempo, un fenómeno conocido como «histéresis», también ayuda a amortiguar a los durmientes, porque elimina parte de la presión (o, energía del impacto) producida por el cuerpo tendido.

    Otro aspecto importante del funcionamiento de la espuma viscoelástica es que su viscosidad disminuye con la temperatura. Esto significa que se vuelve menos rígida y más flexible cuanto más se calienta. Esta es la razón por la que los colchones de espuma con memoria se sienten más blandos o flexibles después de haber estado tumbado en ellos durante un tiempo, ya que el calor de tu cuerpo aumenta la temperatura de la superficie de descanso.

    4.9/5 - (60 votos)

    Latest Posts

    spot_img

    No te lo pierdas